Urbanidad

Urbanidad

Llegamos a diciembre de 2019 y el año se acaba. Dará paso a uno nuevo que seguramente vendrá cargado de esperanzas. Cada uno tendrá las suyas puestas en diferentes temas y se ilusionará con la posibilidad de conseguirlas. Yo, seguiré en mi empeño de que todas aquellas personas que se dediquen a servir al cliente lo hagan de forma cálida y profesional.

Mi esperanza es que la amabilidad se instale en nuestros establecimientos. Esa será una buena señal que nos indicará que también se está instalando en nuestra sociedad, lo que es aún más importante.

Hemos arrinconado las reglas de urbanidad. Y las hemos arrinconado tanto que no sabemos en cual rincón están. “Los buenos modos, la amabilidad, la dulzura, el encanto personal,  eso es urbanidad” dice el escritor Manuel Vilas y estoy de acuerdo con él. La urbanidad en la mesa a la hora de comer, la urbanidad a la hora de saludarnos, la urbanidad en el vestir, en esa manera de dirigirnos al prójimo, de respetarlo… tal vez esté sonando algo antigua, pero no me encasillen. No estoy hablando de tiempos pasados sino de hoy, del día a día. De esa educación vial, social y amable que deberíamos tener los unos para con los otros y que nos ayudaría a ser más felices.

El acto de comprar es un acto que debe proporcionar felicidad. El acto de recibir un servicio debe proporcionar felicidad. Básicamente. Si vamos a comprar o a recibir un servicio y te atiende una persona amable, educada, respetuosa, cálida, con encanto personal y profesionalidad sales del local (igual si es un gran almacén, una tienda pequeñita, una administración pública, un banco o una peluquería) mirando la vida de otro modo. Sales feliz.

Un pedacito de esa felicidad te lo ha proporcionado la persona que te atendió. Poco más que añadir entonces.

Las personas que están atendiendo al público, delante, frente o detrás de él, tienen la obligación de practicar las reglas de urbanidad. Si no las traen  de serie es obligación del empresario, dueño del negocio, jefe de área o responsable directo, de FORMAR a su personal en estas asignaturas, que además serán claves para la buena marcha del negocio, ya que un cliente que sale feliz… vuelve. En el 99% de los casos. En el 1% restante comenta a sus allegados del buen servicio recibido en tal o cual sitio.

Espero que estas navidades, que son días de compras y servicios, sean ustedes atendidos por personas de una urbanidad impecable.

Felices Fiestas.

No Comments

Leave a Reply

Confiar en el ``Metodo AS`` significa acertar en la formación en atención al cliente para su empresa

Contacto

Rellene el formulario con su consulta y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

Teléfono:

976 451014
666 806721

Horario:

Lunes a viernes 9am – 7pm

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

MARQUE ESTA CASILLA PARA ACEPTAR LAS CONDICIONES DE ENVIO DEL FORMULARIO EN LO REFERENTE A LEGISLACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL (LOPD).

En cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), se informa de la existencia de fichero y tratamiento de sus datos, de carácter personal, que se solicitan en este formulario, a efectos de remitirle la información que nos solicita. Así mismo se hace constar el carácter facultativo de la presente solicitud de datos. Los datos solicitados se destinaran a la finalidad expuesta sin ser transmitidos a terceras persona y su negativa a facilitarlos imposibilitará la misma. Los interesados podrán ejercitar el derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la Ley mencionada. El responsable del fichero es la empresa ANA ISABEL GONZÁLEZ RODRÍGUEZ con DNI 25425258T cuya dirección es C/ RÍO CINCA 37 de Zaragoza. A los efectos previstos en la citada Ley O. 15/1999, manifiesto mi expreso e inequívoco consentimiento para el tratamiento y comunicación de los datos de carácter personal que constan en el presente formulario, en relación con la finalidad del mismo.