No volveré

No volveré

Nos han cerrado el bar de la plaza. Era el lugar de reunión de vecinos, nos veíamos, nos saludábamos y nos poníamos al día en esto y aquello. Pero ahora está cerrado. Por ese motivo fuimos al más cercano. Otro bar de barrio sin pretensiones, cerca de una panadería. Creo, sinceramente, que también cerrará pronto (lo quiera o no)  a tenor de cómo se nos atendió.

Una tarde calurosísima de agosto. Y con sed de una cervecita fría. Nos sentamos debajo de unos arbolitos que daban un poco de sombra. En la acera. No había aire acondicionado en el interior del local.

Mesas y sillas rojas de propaganda de una marca de cerveza. Nada de glamour obviamente. Aparece el camarero o el dueño (¿?), un señor alto, delgado con pintas de alma en pena gallega  y se nos planta al lado. (Ni hola, ni buenas tardes, ni perrito que nos ladre…).

Nos mira con cara de vinagre y le decimos: una cañita y un bitter sin alcohol. Y se me ocurre preguntarle con simpatía: ¿de picar tiene algo? Y me contesta con cara de ajo: ¿Algo cómo qué? Yo enseguida y por no desdecirme, aunque se me habían ido de golpe las ganas de acompañar la cerveza con nada, añado: maíz, pipas, etc. y me dice resueltamente: solo tengo patatas de bolsa. Ahí no estuve fina y en vez de decirle, pues nada gracias,  le dije, bueno, pues unas patatas de bolsa.

Mal  fue el recibimiento. Malas fueron su falta de sonrisas y  su ausencia de profesionalidad. Eso fue lo malo. Lo peor vino después. En el momento de servir lo que le habíamos pedido, aparece con una mini cañita de cerveza, un bitter  con hielo pero sin limón y nos trae la bolsa de patatas monda y lironda. Ni en plato ni en nada, oiga!  Venga! Alegría!

Nos tomamos la consumición y fueron apareciendo vecinos y conocidos a los que les comentamos la simpatía radiante del camarero ( o del dueño)  y la falta de oferta gastronómica y nos cuentan que sí, que el señor en cuestión es un muermo absoluto pero que hace unos montaditos y tapas muy buenas. Y dije, pues como no las ofrezca pocas venderá.

No volveré. Lo siento. Creo que hay demasiadas razones para no volver.

El lugar desangelado. El gesto inhóspito del camarero. El servicio rácano. Y por si algo faltó, estuvimos casi tres horas allí (les repito de cháchara con unos y otros) y no volvió a acercarse por nuestra mesa para volver a preguntarnos si deseábamos alguna cosilla más. Fue así. No me lo invento. Les aseguro que había testigos.

Otra muestra más de lo necesaria que es una buena formación en atención al cliente. O de la falta de profesionalidad. O del olvido del cliente en un rincón del local. Hace ya muchas entradas, comenté que si se olvida al cliente, el cliente se olvidará de ustedes. Un error que puede costar muy  caro, porque la publicidad del boca a boca será implacable.

Parece que hay lugares donde siguen sin darle a este hecho la menor importancia.

 

 

No Comments

Leave a Reply

Confiar en el ``Metodo AS`` significa acertar en la formación en atención al cliente para su empresa

Contacto

Rellene el formulario con su consulta y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

Teléfono:

976 451014
666 806721

Horario:

Lunes a viernes 9am – 7pm

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

MARQUE ESTA CASILLA PARA ACEPTAR LAS CONDICIONES DE ENVIO DEL FORMULARIO EN LO REFERENTE A LEGISLACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL (LOPD).

En cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), se informa de la existencia de fichero y tratamiento de sus datos, de carácter personal, que se solicitan en este formulario, a efectos de remitirle la información que nos solicita. Así mismo se hace constar el carácter facultativo de la presente solicitud de datos. Los datos solicitados se destinaran a la finalidad expuesta sin ser transmitidos a terceras persona y su negativa a facilitarlos imposibilitará la misma. Los interesados podrán ejercitar el derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la Ley mencionada. El responsable del fichero es la empresa ANA ISABEL GONZÁLEZ RODRÍGUEZ con DNI 25425258T cuya dirección es C/ RÍO CINCA 37 de Zaragoza. A los efectos previstos en la citada Ley O. 15/1999, manifiesto mi expreso e inequívoco consentimiento para el tratamiento y comunicación de los datos de carácter personal que constan en el presente formulario, en relación con la finalidad del mismo.