La frialdad

La frialdad

Siguiente pecado capital en mi lista particular de pecados en la atención al cliente.

Pongamos por caso que usted es una persona educada y simpática, que se dirige al prójimo con un tono amable y que no escatima sonrisas.

Entra en un establecimiento, (restaurante, bar, tienda, oficina de la administración, banco, etc.)  y quiere comprar algo, que le sirvan algo o que le respondan a alguna cuestión. Usted amablemente sonríe y dice algo así como: buenos días, podría decirme si… en ese momento la persona que le atiende, le mira sin mover un músculo de su cara, le contesta de forma seca y cortante a su pregunta y sigue a lo suyo. Está usted ante un claro espécimen de la fauna de la frialdad más claro que pueda existir. Porque la frialdad en la atención al cliente, se traduce como INDIFERENCIA.

Y si la palabra frío es lo contrario del calor, no hace falta ir muy lejos para poder explicar cuanto CALOR HUMANO ha puesto esa persona en la  respuesta que usted recibió. ¡Qué ganas de agradar! ¡Qué emoción al poder ser útil! ¡Qué preocupada estaba por saber si la habíamos entendido y nos había atendido correctamente! ¡Qué ilusión al ver nuestros buenos modales y nuestra sonriente cara! ¡Qué bien nos hemos encontrado en su presencia y que bien  nos ha hecho sentir!¡Qué bonito todo! ¡Yupiiiii!

En la mayoría de los establecimientos donde el cliente importa un pimiento se derrocha frialdad. Donde se está muy ocupado por hacer el trabajo pero se olvida que el trabajo se hace en función de ese cliente al que se le está poco menos que IGNORANDO.

La frialdad es uno de los mayores enemigos en la atención al cliente. Hay personas a las que les molesta un dependiente demasiado atento, demasiado simpático, demasiado “plasta”. De acuerdo, no hay que pasarse con el calor humano, pero tampoco hay que quedarse corto. Ah! Vale! ¿y cómo se sabe cuándo actuar más o menos fríamente, más o menos calurosamente?

Utilizando las herramientas que una buena formación te proporciona. Utilizando la dosis de EMPATÍA necesaria para adecuar tus respuestas al cliente que tienes delante. Eso se aprende, se practica y se debe ejercitar.

Las empresas y los empresarios deberían ser más conscientes de lo mucho que se juegan en el día a día debido a que sus empleados tratan con excesiva frialdad a los clientes. ¿Ustedes vuelven al lugar donde se les trató fríamente?

No Comments

Leave a Reply

Confiar en el ``Metodo AS`` significa acertar en la formación en atención al cliente para su empresa

Contacto

Rellene el formulario con su consulta y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad

Teléfono:

976 451014
666 806721

Horario:

Lunes a viernes 9am – 7pm

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

MARQUE ESTA CASILLA PARA ACEPTAR LAS CONDICIONES DE ENVIO DEL FORMULARIO EN LO REFERENTE A LEGISLACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL (LOPD).

En cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), se informa de la existencia de fichero y tratamiento de sus datos, de carácter personal, que se solicitan en este formulario, a efectos de remitirle la información que nos solicita. Así mismo se hace constar el carácter facultativo de la presente solicitud de datos. Los datos solicitados se destinaran a la finalidad expuesta sin ser transmitidos a terceras persona y su negativa a facilitarlos imposibilitará la misma. Los interesados podrán ejercitar el derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición previstos en la Ley mencionada. El responsable del fichero es la empresa ANA ISABEL GONZÁLEZ RODRÍGUEZ con DNI 25425258T cuya dirección es C/ RÍO CINCA 37 de Zaragoza. A los efectos previstos en la citada Ley O. 15/1999, manifiesto mi expreso e inequívoco consentimiento para el tratamiento y comunicación de los datos de carácter personal que constan en el presente formulario, en relación con la finalidad del mismo.